Norton

Admirado por el terroir, en el año 1895, Edmund James Palmer Norton plantó en el suelo mendocino, vides importadas de Francia, fundó así la Bodega Norton al sur del río Mendoza. En 1989, el empresario austríaco Gernot Langes-Swarovski compró Bodega Norton intuyendo el alto potencial de Argentina con proyección al mundo. Impactado por la belleza de la zona y las óptimas condiciones para el cultivo de la vid, eligió a Bodega Norton por ser la única bodega tradicional rodeada por sus propios viñedos. En 1991, Michael Halstrick, hijo de Gernot Langes-Swarovski, inició una nueva etapa, signada por una fuerta inversión, modernizacion y crecimiento que la prepararía para su gran expasión internacional.